DUELO DE BATERIAS: Multitudinario show de baterías en el Anfiteatro “Quique Sorribes”

Una vez más el público acompañó a lo que fue una verdadera fiesta familiar y carnestolenda en el Anfiteatro “Quique Sorribes”. Con entrada libre y gratuita desde las 20  el público se fue congregando para vivir la edición 2018 del duelo de baterías, en el que las cuatro agrupaciones con sus escuelas de samba dejaron todo para mostrar sus virtudes rítmicas, en medio de un despliegue escénico de bailes, coreografía, música y mucho brillo y color.
El público curuzucuateño y también muchos turistas y visitantes fueron ocupando las gradas recientemente pintadas del Anfiteatro curuzucuateño y disfrutó de un show imponente en el que las coreografías, los samba enredos, el ritmo y la presencia y acting escénico de la reina de escuela de samba y portaestandarte fueron el centro de los flashes y cámaras no sólo de la prensa presente, sino de los fotógrafos y del público en general que con sus celulares tomaban las imágenes.
El jurado tuvo un papel preponderante, y se lo vio trabajar recorriendo de punta a punta sobre el emplazamiento de la escuela de samba, que al son de sus instrumentos contaba las historias que cada agrupación cuenta en esta edición del 2018, con un carnaval organizado y con muchas innovaciones respecto a años anteriores, y en la búsqueda de mejorar los corsos para que Curuzú vuelva a brillar como hace muchos años.
La primera escuela de samba que abrió el duelo de comparsas fue la poderosa batería de Pitogüé que este año presentó la figura del guerrero que con su reina de escuela de samba Ana Gabriela Iriarte y el porta estandarte Daniel Germán Monti representaron al guerrero de todos los tiempos. Por otra parte Pitogüé cumple justamente hoy nada menos que 58 años de historia.
La segunda en entrar en escena fue la Roja y Negra Tová Rá Angá que representó el “rostro de los seres mitológicos”, quien con su reina de escuela de samba Tamara Grebe y el porta estandarte Juan Manuel Bonessi transportaron al público a un mundo de fantasía.
Promediando la mitad de la noche le llegó el turno a Antifaz que este año representa al Circo Mil años rodando por el mundo, que tuvo al igual que todas las demás un despliegue de figuras y un show imponente de su reina de escuela de samba María Victoria Torres Sogaray y el porta estandarte Ricardo Acuña.
Y como cierre se presentó Emperatriz, la comparsa del pueblo que con su escuela de samba encabezada por el porta estandarte Juan Sánchez y la Reina Fiorella Ocampo presentaron un encanto de colores a través del mundo de las hadas, dando color al mundo.
Estuvieron acompañando esta multitudinaria fiesta los miembros del gabinete municipal encabezados por el intendente José Irigoyen y el vice intendente Guillermo Morandini. También vale mencionar la presencia de María Esther Borda un ícono de los carnavales que compartió en primera fila junto a los funcionarios municipales esta gran fiesta que se desarrolló en el Anfiteatro “Quique Sorribes” en la noche del jueves.







Comentarios

Entradas más populares de este blog

Plus de $4.500 de noviembre

Fiesta en Basualdo por el día de la Inmaculada Concepción

Un motochorro quiso robarle el celular a una luchadora de jiu-jitsu y se arrepentirá el resto de su vida