La Justicia entregó al Municipio bienes cautelados en casos de corrupción


En horas del mediodía de este lunes 3 de septiembre el intendente  
municipal de Curuzú Cuatiá, Dr. José Irigoyen, compareció junto a  
miembros de su gabinete, al despacho del Juez de Instrucción y  
Correccional Dr. Martín Vega para rubricar, en carácter de  
representante del Municipio, dos actas de entrega y compromiso: una de  
un vehículo automotor y otra de un inmueble vinculados a una causa  
judicial por delitos de corrupción en la que se investiga a Ramón  
Eduardo Ocampo, por delitos de negociaciones incompatibles con el  
ejercicio de la función pública y enriquecimiento ilícito en calidad  
de autor material.

Firma de actas

En el despacho del Juez Martín Vega, y ante la presencia de la Fiscal  
de Instrucción María Alejandra Talamona y la Secretaria del Juzgado  
María de las Nieves Ojeda, se produjo la lectura y la firma de estas  
actas.

Tras este acto administrativo, todos se dirigieron al estacionamiento  
del Juzgado en donde se encontraba el automóvil y allí se concretó la  
entrega formal de las llaves que fueron recibidas de manos del Juez  
por el intendente Irigoyen.

Luego el intendente municipal y miembros de su gabinete, entre los que  
se encontraban el asesor letrado de la Comuna Luis Tripaldi, la  
directora de Niñez, Adolescencia y Familia Valeria Oria, y la  
directora de Tránsito Estela Güenaga, entre otros, se dirigieron hasta  
el inmueble y recorrieron sus instalaciones.

Los procesados

Ocampo vale mencionar, fue director de Turismo, Cultura y Deportes en  
tiempos de gestión del ex Intendente Carlos Rubín, luego llegó a ser  
ex Viceintendente de la ex Jefa Comunal y actual diputada provincial  
Alicia Locatelli y posteriormente se desempeñó como secretario de  
Obras Públicas durante la gestión del ex Intendente Ernesto Domínguez.

Ocampo fue procesado en tres causas, primeramente por hurto de  
energía, más precisamente por una conexión ilegal a la red de  
suministro domiciliario detectada en una finca céntrica, en calle  
Berón de Astrada al 1100 a mediados del año pasado en la que  
funcionaban dos locales comerciales y se estaban, en aquel tiempo,  
construyendo unos 15 departamentos.
El segundo proceso fue por portación ilegal de arma de fuego y ahora  
nuevamente por negociaciones incompatibles con la función pública y  
enriquecimiento ilícito.

En tanto que Anabella Beatríz Aranguiz, pareja de Ocampo, fue también  
procesada y detenida por la Justicia, por considerarla "partícipe  
necesaria" para la implementación de maniobras de ocultamiento de la  
titularidad de los bienes adquiridos.

Bienes ganados a la corrupción

En este contexto, y tras varias diligencias judiciales, el Juzgado de  
Instrucción, con buen tino ordenó la tenencia, custodia y ocupación de  
los bienes cautelados que ahora pasan a ser custodiados y utilizados  
por el Municipio por entender que éste último fue el damnificado por  
estos delitos de corrupción.

Los bienes cautelados, ganados a la corrupción, y entregados de manera  
provisoria al Municipio son: un vehículo automotor marca Peugeot 308  
adquirido en mayo del año pasado, siendo su titular Anabella Aranguiz  
con cédula de autorización a conducir a nombre de Ramón Eduardo Ocampo  
y un inmueble ubicado en Berón de Astrada 1151 de 664,27 m2 de  
superficie el cual se hallan 15 departamentos y dos locales comerciales.

Destinos de estos bienes

El Jefe Comunal José Irigoyen anticipó que estos bienes serán  
utilizados en las áreas municipales de Acción Social y Niñez,  
Adolescencia y Familia.

El Municipio tiene la idea de destinar esos departamentos a víctimas  
de violencia de género, o bien convertirlos en un hogar provisorio  
para familias desalojadas y también en un albergue para personas en  
tránsito con necesidades sociales, por ejemplo pacientes oncológicos  
que no tuvieran lugar donde residir. En tanto que el automóvil será  
utilizado por el personal de Tránsito.

El Intendente de Curuzú Cuatiá, Dr José Irigoyen, reconoció en la  
ocasión, la trascendencia del acto que se llevó a cabo en las  
dependencias del Juzgado de Instrucción de Curuzú Cuatiá, recibiendo  
tales bienes en custodia, los cuales en caso de recaer condena pasarán  
a formar parte del patrimonio municipal.

Una medida inédita en la provincia

Hay que destacar que esta medida judicial es inédita en la Provincia,  
y vale recordar que tanto Ocampo como Aranguiz, están detenidos con  
prisión preventiva dictada con tres procesos judiciales y cuando era  
funcionario habría aprobado obras de ampliación en el edificio de 15  
departamentos que ahora será ocupado y custodiado por el Municipio.