Curuzú honró a su Santa Patrona

Con presencia municipal, en las últimas horas, más precisamente este viernes se desarrollaron las actividades centrales de las fiestas patronales en honor a la Virgen del Pilar.
En primer lugar, y con el intendente municipal José Irigoyen a la cabeza, una delegación del gabinete municipal compartió con la comunidad católica en el Salón San Antonio de la Parroquia Nuestra Señora del Pilar, un almuerzo comunitario del que participaron los funcionarios municipales.

Por la tarde, a las 18.30 se realizó la celebración de una misa, celebrada por el Obispo Emérito Ricardo Faifer, conjuntamente con el párroco Norberto Damelio y sacerdotes diocesanos y salesianos de las distintas parroquias de nuestra ciudad, y los diáconos permanentes con una importante cantidad de feligreses que pese al mal tiempo, acompañaron y participaron de este evento.
Vale mencionar que en la celebración de ayer, se encontraba la imagen histórica de la Virgen del Pilar, presente desde fines del siglo XVIII.
Reseña Histórica
Transcurriendo el año 1790 en el sur correntino un grupo de vecinos de curusuquatia pide al Cabildo de Corrientes para dar origen a una pequeña villa y colocarla bajo el amparo de María del Pilar, Patrona de la hispanidad, lo que es autorizado. Así es traída desde San Roque de Corrientes una pequeña imagen de madera que se ubica en la capilla que uno de los vecinos dona para venerarla, primero ubicada en lo que es hoy la comisaría y luego en la esquina de las actuales calles El Maestro y Juan Pujol (Esq. SE).
Al Pasar por la región rumbo a Paraguay, en noviembre de 1810, Manuel Belgrano, funda definitivamente el Pueblo de Nuestra Señora del Pilar de Curuzú Cuatiá, poniendo a la naciente población bajo el amparo de la más antigua de las advocaciones marianas.
En 1826 la pequeña capilla que albergaba la sencilla imagen, se incendia, lo que obliga a los vecinos a pensar un nuevo templo, ahora sí más grande que aquel, para que la comunidad se reúna y viva su fe. El mismo ya con otras dimensiones se inaugura en 1890, con una nueva imagen de la virgen. La imagen histórica es llevada al campo puesto que se creía que no podían existir dos imágenes de María en el mismo Templo, así a principios 1900 la imagen es renovada nuevamente por la que actualmente se halla en el retablo mayor del templo y en 1958 la misma es coronada por el Obispo como patrona jurada de la ciudad de Curuzú Cuatiá.
Ya entrada la década de 1980 la imagen histórica es traída nuevamente al Templo Madre de la ciudad, donde se la guarda en su camerín y sólo sale para las grandes fiestas religiosas que vive el pueblo cristiano.e pobladores solicitó la autorización para la construcción de una capilla que fue puesta bajo la advocación de Nuestra Señora del Pilar.

Entradas más populares de este blog

Gran concurso de esculturas guaraníes