EL ORIGEN DEL ÁRBOL DE NAVIDAD


¿Cuál es la legendaria historia del árbol de Navidad? ¿Por qué colgamos tantas luces, dulces y adornos?

La historia cuenta que los antiguos germanos creían que el mundo y todos los astros colgaban de las ramas de un árbol gigantesco llamado el "divino Idrasil" o el "dios Odín".

Ellos rendían culto cada año para renovar la vida. Los festejos consistían en adornar un árbol de encino con antorchas que representaban a las estrellas, la luna, el sol y en torno a este árbol bailaban y cantaban adorando a su divinidad.

San Bonifacio, era un evangelizador de Alemania, derribó el árbol que representaba al dios Odín y lo adornó con manzanas y velas, dándole un simbolismo cristiano.

Las manzanas representaban las tentaciones como pecado y los pecados de los hombres; las velas representaban a Cristo como luz del mundo.

Esta costumbre se difundió por todo el mundo y poco a poco fue evolucionando y se cambiaron las manzanas por esferas y las velas por focos que representan la alegría y la luz.

También, se cambió el sentido simbólico de las esferas, se paso de representar al pecado por simbolizar las oraciones que se realizan durante el tiempo de Adviento.

Los colores de las esferas tenían un significado simbólico:

  • azules, oraciones de arrepentimiento
  • plateadas, de agradecimiento
  • doradas, de alabanza
  • rojas, de petición





¿Qué importancia tiene armar el arbolito de Navidad en familia?

Adornar el arbolito de Navidad se ha convertido con el paso de los años en un momento de gran intimidad en la mayoría los hogares, es que este ejercicio nos puede ayudar a fortalecer vínculos de amor entre los integrantes de cada familia.

Estas fechas festivas nos predispone de una manera muy especial, los recuerdos, alegrías y tristezas se hacen presentes en estos tiempos.

Por eso es importante aprovechar este momento para hablar del futuro, proyectos y recuperar la comunicación personal entre los integrantes de la familia.

Pensemos en lo divertido que puede ser adornar el arbolito con nuestros hijos, sobrinos o nietos. A los niños y niñas les genera mucho entusiasmo sentirse importantes y es por eso que ayudar en casa en algo tan lindo como adornar el árbol puede motivarlos.

Comentarios