El Municipio entregó elementos a una distante escuela rural


Teniendo en cuenta que el intendente Irigoyen se preocupa por la educación, y acompaña a las zonas rurales, Roberto Soliz, secretario privado del Jefe Comunal, acompañado por el secretario de Producción del Municipio y un equipo de trabajo, se trasladaron este jueves hasta la Escuela N° 366 Chemba’e, ubicada en el Paraje Chaquito, a unos 130 kilómetros de distancia de Curuzú Cuatiá.
 
Todo comenzó por un requerimiento de los docentes de la mencionada escuela, quienes necesitaban en este establecimiento escolar, utensilios de cocina y elementos escolares de todo tipo. 
 
Ante este pedido, formulado oportunamente al Jefe Comunal, se dieron inicio a las gestiones pertinentes al Ministerio de Educación del Gobierno Provincial, y este jueves se pudo trasladar varios elementos a la escuela.
 
Allí, los enviados del Intendente, fueron recibidos por los docentes y los alumnos que allí se encontraban. Según manifestaron a la prensa, "nos recibieron muy contentos y compartieron un momento muy lindo mientras bajábamos todo lo que les llevamos: útiles escolares de todo tipo, elementos de trabajo para los jardineritos, vasos, ollas, coladores, otros elementos de cocina, boletines de calificación, cuadernos, y muchos más elementos".
 

La directora, de apellido Mendoza, comentó que la Escuela cuenta con una maestra jardinera, un maestro y ella, y entre los tres, conjuntamente con los padres, sacan adelante la escuela, a la que asisten unos 41 alumnos que vienen desde varios kilómetros, algunos a pie y otros a caballo.










Comentarios