Dos centros oncológicos argentinos, entre los más sofisticados del mundo


Están en las provincias de Neuquén y Corrientes. Allí, un paciente puede acceder al mismo servicio de diagnóstico y tratamiento que en centros equivalentes en EE.UU o Europa.

Según datos brindados por la Organización Mundial de la Salud, entre el 30 y el 50% de los cánceres se pueden evitar, para esto es de suma importancia reducir los factores de riesgo y aplicar estrategias preventivas. Entre las principales causas de cáncer está el consumo de tabaco que ocasiona aproximadamente el 22% de las muertes por esta enfermedad a nivel mundial; pero también lo son el alcohol, la mala alimentación y la inactividad física.
Ante estos números, resulta de gran importancia promover no sólo una mejor calidad de vida, sino también programas de prevención, más y mejores controles médicos. Por ello cada 04 de febrero se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer con el objetivo de concientizar y movilizar a la sociedad para avanzar en la prevención y control de esta enfermedad, que sólo en 2017 representó el 19% del total de las defunciones en Argentina, es decir alrededor de 62.610 personas, y que es la segunda causa de muerte en nuestro país.
En las últimas estimaciones realizadas por la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer (IARC) en base a datos disponibles a nivel mundial para 2018, Argentina presenta una tasa de incidencia de 212 casos cada 100.000 habitantes, cifra que la posiciona dentro de los países del mundo con incidencia de cáncer media-alta, ubicándola a su vez en el séptimo lugar en Latinoamérica. La región del país con mayor cantidad de defunciones por esta patología fue el sur (24%), seguido por cuyo (20%), y en tercer lugar el noreste argentino (NEA) con el 19%.
Según las estadísticas brindadas por Cancer Today en el 2018, los tipos de cáncer con mayor incidencia en Argentina son mama, colorrectal y próstata. Argentina ya está trabajando en reducir estos números, por ello hoy existen dos centros integrales de diagnóstico y tratamiento equipados con tecnología de primer nivel internacional dedicados a los pacientes con cáncer de todo el país. Son el Centro Oncológico Integral (COI) ubicado en la provincia de Neuquén y el Centro Oncológico Anna Rocca de Bonatti en Curuzú Cuatiá (Corrientes).
Estos establecimientos cuentan con tecnología de vanguardia comparable con Estados Unidos y Europa, y se diferencian de centros similares en nuestro país por integrar en una misma estructura todas las áreas de diagnóstico y tratamiento y seguimiento de la enfermedad, permitiendo minimizar los tiempos de atención y poniendo el foco en el bienestar del paciente.
En los últimos años se han desarrollado nuevos tratamientos y técnicas mínimamente invasivas, en donde hay una reducción en el margen de error y en los tiempos de espera. Ambos centros oncológicos eligieron el equipamiento de alta tecnología de Siemens Healthineers para el diagnóstico por imágenes, que permite detectar la enfermedad con precisión y cuidando el tejido sano del paciente.
“Ambos centros ofrecen, además de tecnología de punta, las últimas tendencias en salud a nivel mundial que son:  medicina de precisión, transformación en el cuidado de la salud, acceso de todos los pacientes a la tecnología, y mejora en la experiencia del paciente ” afirmó Ángela Piñeros, Gerente de Oncología de Siemens Healthineers, y agregó “todo esto es apoyado por una plataforma de digitalización de inteligencia artificial, con el fin de facilitar el trabajo a los médicos y especialistas para que de esta manera los beneficios sean plenamente para el paciente.”
Siemens Healthineers, tiene el propósito de brindar mayor acceso a la salud, comprometiéndose con la sociedad a la hora de buscar resultados precisos en el menor tiempo posible, para poder lograr un tratamiento efectivo. Con tecnología de primer nivel en imágenes y laboratorio, acompaña a los pacientes desde el diagnóstico hasta el final del tratamiento y seguimiento del mismo.
“El equipamiento del COI está adaptado y presenta la última tecnología, lo que permite tener más precisión en los diagnósticos, acortando los tiempos para el tratamiento. Esto ayuda a la sobrevida del paciente y mejora su calidad de vida”, explica el Dr. Jorge Nemnon, médico especialista en Diagnóstico por Imágenes y Medicina Nuclear, del COI en Neuquén.
Los equipos de Siemens Healthineers, asistidos por inteligencia artificial, permite una excelente visualización y calidad de imagen para la planificación precisa del tratamiento de cada paciente. Entre las soluciones disponibles para la detección de la enfermedad se encuentran diferentes modalidades de imágenes, como ecografía, resonancia magnética, tomografía, PET-CT, rayos X, entre otras, que permiten además planificación prequirúrgica y de radioterapia, monitoreo de la terapia y seguimiento.
Al comprender que la información anatómica a menudo ya no es suficiente para determinar el plan de tratamiento más efectivo para cada paciente, la ciencia médica avanza rápidamente permitiendo obtener información adicional sobre la actividad metabólica del tumor, si hay o no extensión a ganglios linfáticos, metástasis y otras características fisiológicas, así como su agresividad, a través de equipos como el PET-CT y MR-PET, que pueden ayudar a seleccionar mejor el tratamiento adecuado.
“La integración de los servicios es clave para mejorar los resultados de salud, especialmente en oncología. Y para no perder la continuidad de diagnóstico – estadificación – tratamiento, es fundamental integrar los procesos asistenciales, los sistemas de información y la toma de decisiones médica”, reflexiona el Dr. Pablo Bonelli, Presidente del Directorio del Centro Oncológico Anna Rocca de Bonatti.
Para mejorar la detección de cánceres clínicamente significativos, Siemens Healthineers también ofrece diferentes tipos de pruebas, que se pueden usar para guiar la toma de decisiones en diferentes etapas de la enfermedad.
Según la Unión Internacional Contra el Cáncer (UICC), se estima que para el 2030 habrá un 31% más de casos oncológicos en el mundo, que los detectados en 2018, por ello, la OMS puso en marcha el Plan de acción mundial para la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles 2013-2020, cuyo objetivo es reducir en un 25% la mortalidad prematura causada por el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y las enfermedades respiratorias crónicas de aquí a 2025, que en Argentina representan más del 50% de las muertes anuales.






Comentarios