La Pavimentación de Lavalle de Chacabuco a Niño Jesús está avanzada en un 50%

 SERÁ UN IMPORTANTE ALIVIADOR VIAL DE AVENIDA INDEPENDENCIA


La pavimentación de calle Lavalle desde avenida Chacabuco a su cruce con calle Niño Jesús que encara el Gobierno Provincial, se encuentra en un 50 % ejecutada. Actualmente se trabaja en el tramo que va desde Guemes a Niño Jesús, donde se están concluyendo los trabajos de readecuación de desagües para luego finiquitar la pavimentación del sector. La obra de 1350 metros de extensión, que demandará una inversión de más 22 millones de pesos, será un importante aliviador vial y de descarga pluvial de esa parte de la ciudad. 

Desde el ministerio de Obras y Servicios Públicos se informó que cumplido esto, Vialidad Urbana a cargo de la ejecución, continuará las obras en el segundo tramo, dado que su extensión total y a los fines operativos, los trabajos debieron ser divididos en dos etapas: de Lavalle de Guemes a Niño Jesús (650 metros), prácticamente concluida, y de Güemes a avenida Chacabuco, (700 metros), pasando por los barrios Santa Teresita y Villa Chiquita.


La división comentada se debe a que Lavalle es una arteria de gran tránsito, razón por la cual se fraccionó de esa forma para trabajar por secciones y no interferir el paso en toda su extensión, dado que es un importante aliviador vial de la avenida Independencia.


En todo el tramo se ejecuta pavimento tipo rígido con suelo compactado, base de RDC 175 en 0,15 cm de espesor y calzada de Hormigón tipo H-30 en 0,18 cm., siendo el ancho de calzada de 8,40 metros.

En toda la extensión se profundizaron conexiones domiciliarias de agua corriente y cloaca con mano de obra aportada por la empresa responsable del servicio y equipos puestos a disposición por parte de Vialidad Provincial.


Las Obras


Sobre la esquina de Lavalle y Niño Jesús se realizó la readecuación de sumideros de tierra, los cuales sobre ambos márgenes fueron ensanchados, aumentando su capacidad de captación y depósito como parte del desagüe complementario de Lavalle en el tramo Pirovano- Tacuarí, donde se construyen nuevos sumideros.

Estos, por otra parte, están instalados a ambas márgenes con una fila de caños de 400 cada uno hacia el ducto existente en calle Tacuarí, más un ducto, que funciona independiente y sirve de respaldo a los desagües de calles aledañas que desembocan en Lavalle. El mismo está dotado de una batería de 2 caños de 400 en paralelos.


Esta parte de la obra demandó la colocación de 140 caños de 400, más 24 metros de caños PEAD (Polietileno de Alta Densidad) asentados sobre una cama de hormigón empobrecido y tapados con arena cemento a medio nivel para evitar que puedan descalzarse y así disminuir las posibilidades de un futuro inconveniente a causa de una filtración.


Hasta el momento la obra de Lavalle implicó la utilización de 900 m3 de hormigón y 800 m3 de suelo cemento (rdc 175), parciales ambas hasta finalizar el tramo.

Comentarios