Presencia municipal en la "Caminata por la Vida"


Como hace 20 años, la Municipalidad de Curuzú Cuatiá acompañó la  
tradicional "Marcha por la Vida" que organiza en forma regular la  
Rueda Femenina del Rotary Club de Curuzú Cuatiá por la calle principal  
de esta ciudad.

El Viceintendente Guillermo Morandini, el director de Acción Social  
Miguel García y la directora de Cultura Gabriela Crespi acompañaron a  
la manifestación, conformada principalmente por numerosos jóvenes y  
niños de los establecimientos educacionales, tales como: Colegio  
Salesiano "San Rafael", el Instituto "María Auxiliadora", el Colegio  
"Barnidio Sorribes", Colegio General Manuel Belgrano y de la escuela  
Sarmiento, los que pusieron énfasis mediantes afiches, carteles y  
alegorías de todo tipo referentes a la ocasión.

En el año 1.997 se realizó el primer trasplante de órganos en nuestro  
país, siendo el Hospital Argerich de Buenos Aires el escenario, lo que  
provocó la adhesión a tal acontecimiento de las damas rotarias que  
este año conmemoraron el 20° aniversario de esta tradicional caminata.

Además del vice jefe comunal estuvo presente la Directora del Hospital  
Público de nuestra ciudad, Dra. Mónica González, colaboradores, y  
contó con la seguridad y el acompañamiento de la Policía de la  
Provincia de Corrientes, Bomberos Voluntarios y de la Dirección de  
tránsito municipal.

La columna comenzó su desplazamiento desde la esquina de Berón de  
Astrada y Dr. Tomás L. Pozzi y finalizó en la Estela Rotaria ubicada  
en la intersección de las avenidas: República Oriental del Uruguay y  
Laprida.

El punto culminante - además de las expresión de gratitud por parte de  
los organizadora a los participantes-, no pasó desapercibida la  
presencia de dos curuzucuateños que fueron beneficiados con órganos,  
tales los casos de los señores: "Rulo" Richini y Manuel Panario, este  
último tomó la palabra e instó a la jóven concurrencia a no  
desentenderse de la importancia de esta actitud. También fue evocado  
el señor Perichón, un ex docente rural que no dudó - en su momento-  
donar los órganos de su infortunado hijo para favorecer la continuidad  
de la vida de otros argentinos, y quien en esta oportunidad no estuvo  
presente debido a su deceso.

Panario resaltó que "gracias a la donación del órgano hoy puedo  
disfrutar de mis compañeros de adolescencia y juventud y por eso les  
pido que sigan apostando a la vida".

La Rueda Femenina del Rotary Club de esta ciudad resaltó esta actitud  
cuando confluyeron con el CUCAICOR en el mismo objetivo, allá por el  
año 1.994 y hoy continúa más vigente que nunca, adelantaron que en  
breve se volverá a impulsar la campaña de donación de sangre para  
médulas y en este mismo sentido
.


NOTICIAS DESTACADAS

Sellaron acuerdo para motorizar el programa “Empleo Joven-Corrientes Somos Todos”

Curuzú honró a su Santa Patrona

CUIDANDO LA SALUD DE LA POBLACION

MINISTRO QUINTANA EN ACTO DE INAGURACION EN HOSPITAL DE SAN COSME Y CELEBRACION PATRONALES

Entrega de subsidio al comedor “Esperanza”

VACUNACION: La salud del trabajador municipal es primordia

whatsapp