El ministro Cardozo verificó la llegada del Resonador al Hospital Pediátrico

 INFRAESTRUCTURA SANITARIA


El titular de Salud Pública remarcó la importancia de ese equipo de última generación que, luego de las pruebas correspondientes estará operativo. Además, recorrió las obras del nuevo sector quirúrgico del hospital Materno Neonatal “Eloísa Torrent de Vidal”.



El ministro de Salud Pública de la Provincia, Ricardo Cardozo, verificó hoy la llegada del Resonador al hospital Pediátrico Juan Pablo II, un equipo de última generación que fue adquirido a través del Banco de Corrientes. Luego, el titular de la cartera sanitaria recorrió las obras del nuevo bloque quirúrgico del hospital Materno Neonatal “Eloísa Torrent de Vidal”.

“Fuimos a ver la llegada del Resonador al hospital Juan Pablo II. Para esto, se acondicionó toda la Jaula de Faraday (caja metálica que protege de los campos eléctricos estáticos), la empresa de transporte descendió todas las partes del equipamiento: el aparato propiamente dicho, las camillas y el equipo de control, entre otros”, dijo el ministro Ricardo Cardozo.

“Es un sueño en particular porque siempre consideré que el Juan Pablo II se merecía tener un equipo de estas características, ya que antes los pacientitos debían ser trasladados a otro centro para poder lograr este estudio y hoy la presencia de este equipo de última generación comprado gracias a los excedentes del Banco de Corrientes, es un aporte más a la accesibilidad a la salud”, remarcó.

Dijo que “es probable que dentro de un mes esté totalmente operativo, ya que a la instalación, le siguen una serie de procesos y de pruebas para obtener la habilitación correspondiente”.


Hospital Materno Neonatal


Por otro lado, el ministro Cardozo verificó las obras que se llevan a cabo en el hospital Materno Neonatal Eloísa Torrent de Vidal. “Estuvimos recorriendo un servicio que el gobernador Gustavo Valdés me encomendó que invirtiéramos del hospital Materno Neonatal”.

Explicó que “se ha utilizado una antigua estructura que permanecía sin fines y que se acondicionó. Son 500 metros cuadrados para toda el área quirúrgica, tanto obstétrica como neonatal, salas de parto y todo lo que implica de servicios rodeando a esta sala como los sectores de cambiado, lavado, recepción de recién nacidos y farmacias, entre otros, más toda la instalación que se está completando, como aire comprimido, aspiración, oxigeno e instalación eléctrica”.

Dijo que además el bloque contará “con un ascensor, así que estamos sumamente conformes y contentos porque esto va a mejorar el sistema quirúrgico y obstétrico de este hospital”. “Es muy probable que para fin de año esté terminada la obra”, agregó

Comentarios